In English


Catecismo Sobre los Errores
del Vaticano II
... y sus "papas"


Prefacio 

Después de la condenación sobre la Apostasía del Modernismo por el Papa San Pío X, ahora plagando al mundo Católico, el Padre J. B. Lemius O.M.I. escribió un libro llamado "Catecismo del Modernismo" dónde detalló en un formato catequístico los " Errores de los Modernistas." 

El "Catecismo sobre los Errores de Vaticano II " señala los errores similares que están siendo propagados por los enemigos de la Cruz a través de las falsas enseñanzas del Vaticano II. 
 


Juan XXIII 

1. ¿Quién Juan era XXIII?  
Su nombre real era Giuseppe Roncalli. Fue enviado como Nuncio a Turquía por sospechas de la Santa Oficina de sus opiniones liberales. Allí, durante su período, se unió a la Secta Masónica de los Rosacruces en 1935. Por este mismo acto de cambio de religiones "tácitamente resignó" (Derecho Canónico 188 #4.) de todo oficio en la Iglesia y ya no fue miembro de la Iglesia Católica.  Sin embargo, como con todas las cosas Masónicas, esto todavía era "secreto" (oculto) a la jerarquía de la Iglesia y al Papa. Entonces fue enviado a Francia como Nuncio, y fue allí que él recibió su sombrero rojo de las manos del Presidente francés (Masón), un evento incomparable. Fue entonces llamado otra vez y enviado a Venecia como su Patriarca y fue allí que puso en movimiento la creación de esta Iglesia falsa. 

2. ¿Si Juan XXIII era un infiel, cómo consiguió ser electo?  
Roncalli no era el único Francmasón dentro de las entrañas de la Iglesia. Muchos otros Cardenales y Arzobispos ya habían vendido sus almas al diablo.  Después de todo, Cristo no garantizó que cada miembro de la jerarquía sería un santo.  Cada uno tendría que arreglar su propia salvación. Al final había más infieles en la jerarquía que Católicos. Roncalli fue elegido (inválidamente) porque fue la voluntad "permisiva" de Dios cumplir la profecía de las Escrituras que detalla la "Apostasía Universal", la venida del "Hombre de Pecado",  y el retorno eventual de Cristo para juzgar a toda la humanidad. 

3. ¿Si Roncalli era un Infiel y debido a su anterior defección y pérdida de Oficio cómo estamos nosotros para juzgar?  
Debido a la Providencia de Dios en la tercera persona de la Bendita Trinidad, cayó en la responsabilidad del Papa Pío IX, quién era el Papa que enfrentó a los Revolucionarios del Socialismo, Comunismo, Liberalismo y Francmasonería, quién vio la cara de Satanás cuando despojó estas imágenes de la revolución del siglo XIX. Era este santo pontífice quién llamó el Primer Concilio Vaticano y aún en ese Concilio, ya habían fuerzas que se formaron en contra de él. 

4. ¿Cómo pudiera la Doctrina de Infalibilidad Papal exponer a Roncalli como el traidor que era?  
"Pastor Aeternus ", la Encíclica que definió este dogma declara que el papa, cuando habla desde la  "Silla de Pedro" en materias de fe y moral, no puede errar. Cuando Juan XXIII habló desde esta misma posición en su encíclica "Pacem In Terris ", enseñó error.  Es incompatible que él pudiera ser papa y todavía enseñar error, por lo tanto por la Voluntad del Omnipotente Dios, la protección prometida por Cristo a Pedro nunca estuvo con Roncalli.  Era una señal de su defección de la fe. 

5. ¿Entonces que lugar tenían los sucesores de Juan XXIII?  
Paulo VI también fue altamente favorecido por los Francmasones. Estudió afuera privadamente y no en un seminario. Su padre era uno de aquéllos que se opusieron a la Infalibilidad Papal en sus periódicos.  Paulo VI también firmó en ley las muchas herejías condenadas por los pasados Magisterios como la nueva fe del Vaticano II.  Juan Pablo I abogó a la juventud de Italia a seguir a Carducci, un Satánico bien conocido, y Juan Pablo II se declararó a un biógrafo que él era un Modernista.  Sus acciones internacionales alrededor del mundo proclamaron esto.  Puso un Ídolo en el Altar alto en la Basílica de San Francisco de Asís durante el Día de Paz de Oración en octubre de 1986, que acomodara a los altos sacerdotes de todas las religiones, incluso a aquéllos que rendían culto al diablo.  Todos estos falsos papas-entrometidos rechazaron al Cristo de los Evangelios y pusieron su propia versión. Su "Cristo" era de hecho el Humanismo, el precursor del Panteísmo, que es el último fin para todos aquellos pertenecientes a la fe del Vaticano II. 

6. ¿Entonces por qué fue que el inmenso cuerpo clerical lo siguió?  
Este conocimiento se volvió una encrucijada crítica para todo sacerdote católico que fue forzado en una decisión de permanecer fiel a Cristo, Quién es la propia Verdad, o aceptar la mentira y unirse a la nueva religión.  En este caso, la naturaleza de unirse o adherirse a una religión no-católica se presentó a estos sacerdotes de una manera inusual.  Si un papa  verdadero se hubiera elegido en 1958 tras la muerte de Pío XII, probablemente la mayoría de ellos habría permanecido Católico, porque su fe no se habría puesto a prueba.  Pero Dios permitió a Satanás supuestamente asegurar la oficina más alta en la Iglesia para "cernerlos como el trigo "--para ver qué amor de la Verdad había exactamente, en la pobre excusa para aquéllos alteradores de Cristo que supuestamente estaban sirviéndolo.  No debemos olvidarnos que la razón que San Pablo da para la Apostasía es "porque ellos no han amado la verdad, se les dará el manejo del error." 

Los sacerdotes se enfrentaron con una situación inusual que, en lugar de dejar sus situaciones cómodas para unirse a una secta no-Católica previamente identificada, una nueva estaba viniendo a ellos desde el propio Vaticano.  En este caso, unirse no significó tomar una acción de salir, más bien significó quedarse e identificarse con la nueva dispensación.  Era un pecado de omisión en lugar de un pecado de comisión.  Lo que Dios estaba exigiéndoles que hicieran era dejar sus posiciones una vez que ellos fueran identificados como funcionarios de la nueva religión.  El quedarse, era subscribirse, por su silencio o inacción, si no más, a una nueva religión y a la herejía (error) que la Iglesia Católica o el Pontífice Romano pudieran enseñar herejía (error) al creyente, un rechazo tácito a la propia promesa de Cristo a Su Iglesia. 

7. ¿Qué no  sabían éstos clérigos las enseñanzas de su fe, y que desviarse de ellas sería la pérdida de la salvación. O que "fuera de la Iglesia No hay Salvación?" 
Desgraciadamente, muchos sacerdotes entonces ya no eran miembros de la fe en el espíritu. Les fueron lavados el cerebro en los Seminarios con la apostasía del Modernismo.  Estaba bien protegido por sus Ordinarios locales, si no explícitamente, entonces implícitamente. Pío XII, el último Papa verdadero antes de Juan XXIII, estaba por entonces ya rodeado por una camarilla Masónica. Incluso su médico personal era un Masón, su confesor, que se convirtió en Cardinal Bea en el Vaticano II era un judío no converso dentro del orden Jesuita. 

8. ¿Cómo podía ser esto así?  
Tomando primero esta última consideración, tenemos el testimonio de dos ex-miembros comunistas testigos a la infiltración de este " azote satánico" en la Iglesia. 

Bella V. Dodd gastó un buena parte de sus primeros años como adulta trabajando para el Partido Comunista en América. Durante los años 1930 y 1940 ella trabajó diligentemente para la causa Comunista en América mientras enseñaba en la escuela, participaba en las Uniones, practicaba derecho y se involucró en la política para traer el socialismo al país.  A principios de 1950 se desilusionó por la mentira del Comunismo, rompió con el partido, y fue instruída en la Fe Católica por, ni más ni menos que, el Obispo Fulton J. Sheen.  Fue bautizada por el Obispo Sheen en abril de 1952.  En aquel tiempo ella dio conferencias para exponer el azote satánico y testificó que: 

  • "En los años 30, nosotros pusimos a mil cien hombres en el sacerdocio para destruir la Iglesia desde adentro." 
  • "Ahora ellos estan en los lugares más altos, y están trabajando para provocar un  cambio a fin de que la Iglesia católica ya no fuera eficaz contra el Comunismo." 
Bella Dodd también dijo que los cambios serían tan drásticos que, " usted no reconocerá la Iglesia Católica." 

Manning Johnson, antiguo oficial del Partido Comunista en América, dio el siguiente testimonio en 1953 a la Casa del Comité de Actividades anti-Americanas: 

"Una vez que la táctica de infiltración de organizaciones religiosas fuera señalada por el Kremlin... los Comunistas descubrieron que la destrucción de religión podría proceder mucho más rápido a través de la infiltración de la Iglesia (Católica) por Comunistas que operan dentro de la propia Iglesia. El mando Comunista en los Estados Unidos comprendió que la táctica de infiltración en este país tendrían que adaptarse a las condiciones Americanas (Europa también tenía sus células) y el maquillaje religioso peculiar a este país.  En las fases más tempranas fue determinado que con sólo pequeñas fuerzas disponibles a ellos, sería necesario concentrar agentes Comunistas en los seminarios.  La conclusión práctica llevada por los líderes Rojos era que estas instituciones harían lo posible para que una pequeña minoría comunista influyera en la ideología de futuros clérigos en los caminos que conducen a los propósitos de los Comunistas."
Más allá en en su testimonio, Sr. Johnson señaló el hecho austero que: 
"Esta política de infiltrar los seminarios tuvo un éxito más allá de incluso nuestras expectativas comunistas."
El "Despacho Católico" ha correspondido recientemente con un joven (deseando entrar en la iglesia no-católica del Vaticano II) quien deseaba entrar en el seminario pero ha estado teniendo problemas.  Aquí están las palabras de su experiencia de primera mano: 
"De lo que realmente me siento incómodo es de la actitud de uno de los directores de vocación hacia los Católicos ortodoxos, hace bromas sobre ellos.  También me siento un poco agitado sobre consejos que recibí de sacerdotes buenos que dijeron que cuando llegara al seminario, simplemente debería asentir con mi cabeza  y seguir la corriente para pasar, ya en el sacerdocio puedo hacerme un sacerdote ortodoxo que dice lo que piensa.  ¿Por qué tenemos que escondernos? Como ya mencioné antes, la entrevista que tuve durante mi aplicación al seminario fue muy perturbadora pues estaba claro que querían candidatos allá afuera  para  "cambiar” la iglesia."  

"Entonces comenzó a preguntarme sobre cómo lo manejaría si las enseñanzas de la iglesia cambiaran, sería yo capaz también de cambiar de tan rígidos puntos de vista sobre las cosas.  ¿Qué hay de la justicia social?  Pregunté qué es lo que quiso decir con esto... Me explicó entonces que esto era alimentar a los pobres y cosas de las beatitudes. Yo me enmudecí por esto, porque pensé que de cualquier forma todo esto era parte de ser sacerdote."

9. ¿Si esto fuera así, entonces qué hay de todas las promociones jerárquicas adicionales, el llamado del Vaticano II, sus decretos, los cambios a la liturgia y las leyes de la Iglesia, el nuevo Derecho Canónico y el nuevo catecismo de Juan Pablo II ?  
TODOS son nulos e inválidos, ya que ellos no tenían autoridad alguna, de funcionar como miembros Católicos de la jerarquía.  Esto es porque todos ellos siguieron a Juan XXIII en su nueva religión falsa de Concilio ecuménico, una herejía mortal ya condenada por el pasado Magisterio.  Y por virtud del Cánon 188 #4 del Magisterio, ellos también resignaron "tácitamente" de todo oficio en la Iglesia, fuera de la cual NO hay salvación. (Unam Sanctam. El Papa Bonifacio VIII. 1302.) 


Concilio Vaticano Segundo (1962-1965) 

1. ¿Es el Vaticano II un Concilio Válido?  
NO. No es un Concilio válido ya que fue llamado por un no-Papa, un no-Cristiano, que NO fue elegido válidamente. 

2. ¿Si NO es un Concilio válido, cómo es que el mundo "Católico" lo aceptó? 
Durante casi 2000 años, se les ha enseñado a los Católicos obediencia a su jerarquía como la manera segura al cielo.  Por consiguiente fue desafortunado que la generación Católica que engendró este Concilio ilícito, ya dependía del Liberalismo y del Modernismo antes del evento, por no estudiar los principios de su fe. El Papa San Pío X advirtió y ordenó a todos los laicos católicos a continuar estudiando su fe, pero ellos no lo hicieron, debido a muchos pastores perezosos.  Hubo también una pérdida masiva de los ejercicios devocionales por estos sacerdotes perezosos.  Era  la suma total de pereza, descuido, que permitió al lobo entrar por la puerta y esparcir el rebaño. 

3.  ¿De dónde vino la pereza que trajo el clima para este Concilio? 
Toma esfuerzo mental y de oración y mucho esfuerzo también para poner tales cosas como oración sólida, la ida a las devociones como a la Bendición los Domingos por las tardes en lugar de salir a disfrutar el estilo de vida liberal.  Muchos sacerdotes se desanimaron cuando no contaron con las asistencias a estas devociones.  La pereza por parte de los pastores simplemente era que--- no como algunos valientes como el Papa San Pío X, o el gran Cura de Ars, San Jean Vianney del siglo XIX, el Santo Patrón de Sacerdotes, esos dos sacerdotes mencionados anteriormente lucharon duro.  Leyendo la vida de el Cura de Ars es una historia muy edificadora de la determinación de un hombre para salvar su rebaño. Ay!, no muchos fueron como su Santo Patrón.  Por lo tanto, a través de la pereza, los humos de Satanás entraron en la iglesia. 

4. ¿En dónde aparece el  “Gradualismo”? 
Hay una rama del Socialismo llamada Fabianismo.  Ellos toman su señal del General Romano Fabius Maximus durante las Guerras Punicas, quién usó la táctica de hostigamiento gradual de las fuerzas de Aníbal, en lugar de un ataque frontal.  Era como el goteo de agua de un grifo que deteriora incluso el material más duro.  Así también con el gradualismo.  Comenzó por los días de Pío XII.  Por su cambio en las oraciones de los Salmos en el Breviario y colocando otro tanto en las oraciones de Misa.  Había esta ruptura seria del pasado.  Eran  los "puntos débiles" en la personalidad de la iglesia, que primero fueron rotos en esos días anteriores al Vaticano II, los que dieron a los Innovadores la excusa para hacer los cambios masivos e invertir el orden Divino. Este “Gradualismo” estaba entre las causas principales que crearon el derrumbamiento de la fe y el levantamiento de la infiel Iglesia del Vaticano II.   

Para resumir las dos preguntas anteriores en una:
Había una pérdida masiva de devoción en los ejercicios de la Fe que contribuyó a una pereza espiritual por parte de los sacerdotes. Era la suma total de esta negligencia, también causada por la introducción de cambios en las oraciones del breviario sacerdotal, generando un sentimiento de desesperación en los sacerdotes, que permitieron al lobo entrar por la puerta trasera y esparcir el rebaño.
5. ¿Cómo sabemos que no es un Concilio válido ? 
En primer lugar por el llamamiento de este Concilio por un no-papa, y en segundo lugar porque se llamó en violación de las leyes de Dios.  Él permitió a este Concilio hacerse defectuoso y pasar decretos que ya habían sido condenados como heréticos por Magisterios pasados. 
De nuevo, vemos aquí la voluntad permisiva de Dios en función. 

6. ¿Si esto es la voluntad permisiva de Dios, entonces no estamos obligados a seguirlo? 
NO. La voluntad permisiva de Dios sólo permite el mal para que resulte algo bueno.  Lo bueno aquí es el retorno a la fe de todos esos Católicos perdidos que nunca antes estudiaron su fe, y ahora muchos están encauzando sus esfuerzos hacia esta meta.  También expuso por primera vez la absoluta corrupción dentro de las entrañas modernistas en esta iglesia de hombres que dieron su total culto y atención a Satanás. 

7. ¿Cuáles fueron los decretos heréticos que el Vaticano II promulgó? 
Es bastante con conocer incluso uno para denunciar a  este Concilio como un Concilio fraudulento.  En primer lugar tenemos "Dignitatis Humanae", o Libertad Religiosa, condenada por los Papas del pasado como "locura." Después tenemos el Decreto sobre Ecumenismo dónde todas las religiones son iguales, incluso aquéllos que fueron expulsados como herejes por los antiguos papas y ahora son patrociandos como "hermanos en la fe." Esta el decreto sobre la Iglesia en el mundo Moderno, decreto sobre la Liturgia, que finalmente destruyó y se llevó de los laicos la Misa Católica, algo que los herejes pasados fallaron en hacerlo. Hay a otros como Unidad cristiana, decreto sobre la aceptación de Judíos, de musulmanes y otras religiones paganas como camino al cielo: Nostra Aetate.  Existen muchos otros demasiados largos para este pequeño catecismo. Es suficiente con saber que tan sólo una pequeña e "insignificante" desviación es motivo para exponerlo como falso. El Papa León XIII en "Satis Cognitum" declaró este mismo hecho. También su aceptación y reconocimiento de los ritos heréticos de la Iglesia Anglicana en desafío de la ley establecida por León XIII en su "Apostolicae Curae" que declara permanentemente y para todos los tiempos, que los Anglicanos no tienen un sacerdocio válido. Y finalmente la destrucción de todos los Siete Sacramentos por Paulo VI en 1968. 
 


Conclusión

Sólo podemos dar en este momento una corta sinopsis de los principales errores de esta nueva Secta falsa que ocupa Roma.  Es un hecho de fe, un dogma de proporciones gigantescas que "Fuera de la Iglesia Católica, NO hay salvación." Desde el Vaticano II, Juan XXIII creó una nueva Iglesia hecha por hombres, la cual no es la Iglesia católica, por lo tanto todos aquellos dentro de esta secta falsa están fuera de la verdadera Iglesia que Cristo fundó hace 2000 años.  Y como el clero en esta secta han sido cegados y por lo tanto pecan contra el Espíritu Santo, pecados que son imperdonables, entonces depende de los laicos huir de esta iglesia del Anticristo.  También depende de los miembros remanentes de la Iglesia el ayudarlos. ¿Así que, qué debemos hacer? 


Restaurar Todas las Cosas en Cristo 

1. ¿Si Juan XXIII y su nueva secta han capturado a todos los laicos, entonces no ha fallado Cristo? 
NO. En primer lugar, no todos han sucumbido a las enseñanzas falsas de estos apóstatas.  Existe una Iglesia remanente, predicho por San Pablo, y las puertas de infierno no han prevalecido contra ella como les gustaría imaginar a algunas almas perdidas y deprimidas. 

¿Han prvalecido las "puertas del infierno"? Ciertamente no. Los Católicos saben que Cristo no puede mentir. Examinemos el significado de esta promesa. Lo que proclama es que la verdad finalmente saldrá victoriosa --aunque no necesariamente en un "corto plazo". Eso también es cierto en una verdad intelectual, pues el error sólo puede ser definido como negación de la verdad. Ahora la Iglesia Católica es la verdad, y por lo tanto no puede ser destruída totalmente como la verdad misma. Mas esta Iglesia reside, no en números, no en edificios, y ni aún en necesidad de una jerarquía. Reside en los creyentes. La jerarquía debe ser "de los creyentes", antes que ser "de la jerarquía".  O como lo ponen los teólogos, miembros de la "Iglesia que enseña", el Magisterio, debe ser primero de todos los miembros de la "Iglesia que aprende". Cada infante bautizado de acuerdo con el rito tradicional se convierte en "miembro del Cuerpo de Cristo". ¿Y qué es la Iglesia sino el Cuerpo de Cristo, la presencia de Cristo en este mundo?  Se sigue que, como el Venerable Ana Catarina Emerick señala, si tan sólo hubiese una persona viva que fuese verdaderamente Católica, la Iglesia residiría en él. 

Sin embargo, como ha sido el caso a través de la historia de la Iglesia, un remanente persistió en retener la abundancia de la fe. La verdadera Iglesia deberá ser encontrada entre aquellos que creen y continuan creyendo en la manera de sus ancestros. Son ellos los que atestiguan las verdades de la promesa de Cristo. Son ellos los que proveen pruebas de que "las puertas del infierno no han prevalecido". No todos son teólogos profundos. No todos están sin pecado. Pero pueden ser reconocidos por su insistencia en sacerdotes verdaderos y misas verdaderas. 

2. ¿Entonces aún quedan Obispos en el mundo para rescatar la Iglesia? 
Si hay, entonces son, por su silencio, traidores y desertores, ciertamente cobardes. Sin embargo, el entendimiento por la Iglesia remanente es que no hay ninguno, esto es, aquellos consagrados legítimamente en los tiempos del Papa Pío XII que murió el 9 de Octubre de 1958. Ahora son 40 años desde que la Iglesia remanente ha vagado por el desierto del caos doctrinal. Los pocos que quedan no tienen mucho que esperar para entrar a la "Tierra Prometida". 

3. ¿Pero no tenemos a los Obispos consagrados de Thuc y de Lefebvre? 
Tratando con la secta de Lefebvre, ellos son una rama de la Nueva Secta del Vaticano II, ya que reconocen a los "papas" del Vaticano II y su liturgia del Novus Ordo como válidos. Por el otro lado, desafían a su propio papa reconocido, detallando qué artículo de fe creerán elllos al examinarlos. Esto es una herejía en contra de "Pastor Aeternus" y también están en cisma con los papas anteriores siguiendo a los falsos del Vaticano II. 

Con respecto aquellos consagrados por el Obispo Thuc, son questionables ya que el Obispo Thuc no tenía autoridad, no era Obispo domiciliario con una diócesis. El aceptó también a los papas del Vaticano II y también los condenó. Vaciló en la verdad. Finalmente, ningún obispo puede ser consagrado, ni un sacerdote ordenado, sin un papa verdadero. Si no, no seríamos mas que la secta Ortodoxa Griega que opera por si misma. 

4. ¿Entonces No hay Apostolicidad? 
Si, reside con aquellos pocos sacerdotes todavía con jurisdicción. El tiempo se acaba, ya que estos hombres ahora son ancianos. 

5. ¿Entonces estamos perdidos y, esperamos a que Cristo venga y rescate Su Iglesia? 
NO. Cristo vino una vez a fundar Su Iglesia. Porque El también es Dios, la Iglesia, que también es Su Cuerpo Místico, necesariamente debe ser una sociedad perfecta. Entonces, son las semillas dentro de esa sociedad Perfecta las que deben "restaurar todas las cosas en Cristo". Sentarse y vacilar es cometer el pecado/herejía de Quietismo, y por este movimiento estilo Cuáquero, entonces aceptaríamos que Satanás ha vencido a Cristo. Esto es herejía y blasfemia.

6. ¿Entonces quiénes son los Miembros de la Iglesia? 
Aquellos que finalmente se han asentado después del remolino de ataques demoniacos, y que no siguen ni una de las sectas falsas. Los miembros de la verdadera Iglesia: 

  1. No pertenecen a la Iglesia apóstata del Vaticano II, ni reconocen a los falsos papas de esta  Iglesia. 
  2. No pertenecen a los ritos del Este, como el rito Ukraniano que pertenece al Vaticano II y dan su alianza a estos papas impostores. 
  3. No pertenecen a las iglesias a medio camino como la Sociedad de San Pío X (SSPX) y sus derivados, u otros que vienen de estas fuentes. 
  4. No asisten a Misas que se dicen ser Tridentinas, pero que son "misas" Indultas creadas por el antipapa Juan XXIII. 
  5. No asisten a misas "válidas" (Tridentinas) dadas por sacerdotes con ("Una Cum") Benedict XVI, dando así la alianza a un papa falso e impostor, sea en forma abierta u oculta. 
Por lo tanto, todos aquellos que creen, se suscriben, o practican cualquiera de estas herejías o cismas, no son en manera alguna Miembros de la Iglesia Católica como fue definida por el Concilio de Trento y practicada como tal hasta la muerte de su último papa, Pío XII el 9 de Octubre de 1958. Esta es la situación a pesar de aquellos que en alguna manera sean "conservadores": así como los Cismáticos Griegos también son conservadores pero no son en ninguna manera Miembros de la Iglesia Católica. 

Nosotros, como Miembros de la Iglesia Remanente, debemos ser muy explícitos en nuestra terminología para distinguir entre Miembros y no-miembros. No es nuestra prerrogativa en estos momentos calificar a aquellos clérigos y aún a los laicos en el Vaticano II como heréjes o de cualquier otra forma, ya que ninguna declaración Papal ha sido pasada por el simple hecho de que no ha habido papa desde la muerte de Pío XII. 


Addenda 2000 D.C.

por +Gordon Cardenal Bateman 

Puesto que el artículo anterior fue escrito a principios de 1998, la Iglesia Remanente celebró un Cónclave y eligió a su Papa. Como no habían Cardenales en ese tiempo, habiendo desaparecido todos, incluyendo aquéllos creados por el último Papa Pío XII, sólo había una línea de acción para elegir a un Papa, y esta era por medio del uso de la Ley Natural. 

En Octubre 24 de 1998, la Iglesia Católica Remanente, todavía leal al pasado Magisterio, eligió al sucesor del último Papa verdadero, Pío XII. Nuestro nuevo Santo Padre tomó el nombre de Pío XIII, de esta manera proclamó que sólo reconocía a Pío XII como el último Papa. 

Fueron 40 años hasta el tiempo de la elección papal, que no fueron obra de la Iglesia Romana. Algunos de los que están dentro de la Iglesia Remanente hubieran preferido una elección más temprana. Pero a pesar de nuestros esfuerzos humanos, el tiempo fue tomado de nosotros y fue Dios Mismo Quien seleccionó la hora para coincidir con el hiato de Cuarenta años. El número bíblico de Cuarenta aparece a través de la Escritura. El tiempo que Nuestro Señor yació en la tumba fue de 40 horas. Así Su Iglesia también yació en las catacumbas por cuarenta años. Esto era necesario para que aquéllos "Cardenales" que vendieron a Cristo Nuestro Señor al mundo, y sus falsas opiniones, se extinguieran y dejaran a la Iglesia sin Cardenales vivientes. Todos aquellos miembros de la nueva religión de Roma NO son miembros de la Iglesia Católica, ya que son participantes en una nueva religión, que es de Humanismo Ecuménico. Así fue proclamado por el falso e inválido "papa", Paulo VI, en el discurso de clausura del Vaticano II, en Diciembre 8 de 1965. 

Es la voluntad y propósito del nuevo Santo Padre, "restaurar todas las cosas en Cristo" muy parecido a su predecesor el Papa San Pío X. El Papa Pío XIII cumple muchas profecías que anunciaban su venida, aun el hecho de que fue "elegido en contra de las expectativas de los hombres." El Apocalipsis habla de él que gobernará con vara de hierro (Apoc. 12,5), y esto tiene que ser, por ya demasiado tiempo el Vaticano ha sido infiltrado por miembros de Sectas de la Hermandad Masónica y han dejado mucho de su trabajo en las liturgias, Breviarios, y en las muchas Cancillerías que controlan la vida Religiosa y otras facetas en el funcionamiento de la Iglesia. Todas estas obras que fueron las guías e indicadores que usaron los Innovadores para impulsar a la Iglesia que Cristo fundó hacia una nueva religión mundana hecha por el hombre. Toda esta maldad deberá ser erradicada por nuestro Santo Padre. Si en estos momentos las fuerzas del enemigo son demasiado fuertes, entonces Dios Mismo asistirá al Santo Padre removiendo el 75% de la humanidad como ha sido predicho innumerables veces. 

Todas las profecías concernientes a esta Intervención Divina llegan a su cumplimiento de acuerdo con las "señales de los tiempos." Lo único que podemos hacer es orar para que Dios no tarde y venga en auxilio de Su Iglesia acosada. 

Ut Vitam Habeant 
+Gordon Cardenal Bateman 
Agosto 10, 2000 
 



Return to True Catholic     truecarpentry library1   

             
 
 
 
©truecatholic.us